Monday, August 14, 2006

LOS MAPUCHES EN PIE DE GUERRA

Estimados lectores, quiero compartir con ustedes éste artículo de carácter histórico, con el único afán de hacer algo de historia, sin duda que, quienes vivimos en ésta zona, en más de alguna ocasión hemos escuchado sobre la historia del Pangal, considero que no compartir éste artículo seria de un egoísmo extremo, sin embargo esto no significa que esté enteramente de acuerdo con lo que allí se dice.
No obstante las razones de fondo de las situaciones generadas en aquel momento y lugar no distan mucho de las actuales. Las comunidades se movilizan cuando ven que sus derechos han sido vulnerados y más que “echarle la culpa a un sector político o movimiento radical”, es necesario que, quienes están en el poder realicen un mea culpa sobre sus actuaciones y, por otro lado también es un llamado de atención a la sociedad civil en su conjunto.
Primero fue el despojo de la cultura, de la tierra, del agua y hoy un nuevo fantasma amenaza la tranquilidad de nuestra zona, un manto de dudas, de incapacidad, de desinformación, amenaza con apropiarse de los recursos del subsuelo.
Sin mayores preámbulo, le invito a leer el siguiente artículo aparecido en la revista Zig-Zag del mes de marzo del año 1965.

LOS MAPUCHES EN PIE DE GUERRA * trascripción textual
 Ocuparon Tierras de Arauco y se defienden armados hasta los dientes.
 Los indios son gente tranquila, pero tienen respaldo comunista.
Por Emilio Filippi.
Concepción, marzo. Pangal es una poco hospitalaria extensión de dunas salpicada con alguna vegetación. Los habitantes de la comuna de Los Álamos, en el departamento de Lebu (provincia de Arauco) conocen el lugar como isla Ranquilco. La verdad es que no se trata precisamente de una isla (extensión de tierra rodeada de agua) sino de un oasis en medio de los negros arenales que, en kilómetros de kilómetros, invaden al agro araucano.
Ranquilco o Pangal tienen una superficie de más o menos 300 hectáreas. Su verde natural sirve solo ara el pastoreo de animales. Pero, aunque improductiva en la actualidad, la “isla” es codiciada por ser uno de los pocos sitios en donde el ganado no se muere de hambre.
Hay también otras “islas” similares, pero no pasan de dos o tres.
En tiempos normales nadie expondría la vida por defender una porción de terreno árido e infecundo. Sin embargo, desde hace dos meses a esta parte la zona de Arauco se ha convertido en un lugar de experimentación política, en donde la importancia no radica tanto en el valor intrínsico de la tierra, cuanto en sus proyecciones futuras.
El 24 de enero, una poblada de 50 familia mapuches pertenecientes a las reducciones de Rucarabi, Ranquilco, Pitracuicui, Trauco y Pangue, inició la ocupación de la isla Ranquilco, de propiedad del agricultor Carlos Larroulet Hiribarren. Dieron como razón de tal proceder el que no tenían donde criar el ganado ni sembrar trigo. Pero, especialmente, argumentaron que esas tierras les pertenecían, “porque eran de propiedad de nuestros antepasados, quienes jamás las vendieron a nadie”.
Allí comenzó el drama. La verdad es que los mapuches viven en un estado de infradesarrollo, fuera de que todavía habitan en rucas, tienen un alto porcentaje de analfabetismo, usan rudimentarios procedimientos de labranza, alcanzan un deplorable ingreso per cápita y se desenvuelven en un ambiente de insalubridad, hambre y miseria.
Reconcentrados en si mismo, los araucanos han mantenido tradiciones y creencias supersticiosas a través del tiempo. Conservan sus cultos y permanecen fraternalmente unidos en las reducciones, con cierta desconfianza hacia el mundo exterior.
Propietarios de extensas zonas de terrenos en la antigüedad, las fueron perdiendo a medida del transcurso del tiempo. Las transferencias no siempre fueron claras. Un magistrado, que tuvo a su cargo el conocimiento de estos problemas hace algún tiempo, nos decía que si alguien con espíritu de investigación se detuviera a revisar los títulos de dominio de los actuales propietarios de tierras pertenecientes antes a los indios encontraría sorpresas.
Algunos de los documentos podrían adolecer de nulidad absoluta, por ser imprecisos, vagos y poco serios en sus fundamentos legales. Otros parecen haber sido producto de subterfugios. Y una gran parte corresponde a transacciones realizadas al margen del mercado habitual. Por ejemplo, un cacique regalo tierras a un tercero, como pago por la atención humanitaria prestada a una hija suya a raíz de haber ésta enfermado gravemente. Otro caso: un titulo transfiere un predio que limita “hacia el sur con el horizonte”, es decir, sin deslinde definido.
Los mapuches como se ve, tenían motivos sentimentales y fundamentos legales para pretender la restitución de sus tierras. Nunca, sin embargo, habrían pensado en hacerlo por la fuerza, usando para ello la acción directa y la amenaza de repeler cualquier intento policial con armas blancas y de fuego, además de la ayuda de gruesos y largos garrotes. Los araucanos son gente tranquila, más bien irresoluta, que prefiere guardar las costumbres a violentarse por alguna razón que no vean muy clara.
¿Qué los impulso entonces a tomar carabinas, fusiles, revólveres, garrotes, puñales y cuchillos para avanzar sobre la isla Ranquilco? Ellos saben que Pangal no es sitio para una radicación definitiva. En invierno, las aguas de los ríos Yeneco y Pangue y la crecida de la marea cubren la isla y la hacen desaparecer durante seis meses. De modo que la invasión no podrá durar más allá de mediados de abril, fecha en que tendrán que buscar un sitio más adecuado a sus naturales anhelos de instalación permanente.
Todo se explica si se conocen ciertos antecedentes. En 1960 los dirigentes comunistas se fijaron como tarea la conquista del pueblo araucano. Toda la maquinaria del partido de puso en movimiento para lograr ese objetivo. No falto alguien que pensara que el PC creía posible revivir una sierra maestra en la cordillera de Nahuelbuta, con la participación de estudiantes, mineros, campesinos y mapuches. No se sabe en que se baso tal suposición, aparentemente ridícula, pero los pasos dados por el Senador Luis Corvalan, cuando era candidato, y por los postulantes a cargos en la cámara de diputados han hecho mantener la duda por mucho tiempo. Es posible que, incluso, en los anales policiales figure éste plan como uno de los más probables.
Leyendas o no, el hecho es que Corvalán y otros líderes comunistas se apoderaron ideológicamente de las reducciones indígenas. Y donde no había podido entrar nadie salvo los misioneros capuchinos, entraron los dirigentes del PC con tal autoridad que, en menos de un año, organizaron células experimentales en cada reducto mapuche.
Muchachos y muchachas comunistas viajan continuamente a Arauco para ayudar en la misión de adoctrinamiento. A través de conjuntos teatrales lanzan un mensaje de dúctil captación en las masas. Parlamentarios y regidores permanecen de guardia junto a los mapuches, a los cuales se les enseña desde el lenguaje marxista hasta la disciplina partidaria. La prensa comunista tiene acceso fácil y periódico entre los araucanos. Hasta se ha filmado una película, financiada por el partido y con argumento mapuche.
Cuando en diciembre pasado se debatió entre los jefes indígenas la posibilidad de iniciar la ocupación de las tierras de Larroulet, los comunistas aseguraron contar con el apoyo efectivo y personal de cientos de mineros armados de Curanilahue, quienes estarían dispuestos a entregar su cuota de sacrificio a la causa. Con ésta certeza, y luego de haber estudiado paso a paso la estrategia a seguir, las 50 familias comenzaron su operación de desalojo de los animales de Carlos Larroulet.
En pangal hay una situación tensa. En cualquier momento se teme un reventón, del cual solo es posible colegir un saldo apreciable de victimas. Seria lamentable que se llegara a tales extremos.
Lo que se estima que conviene hacer es abordar el problema indígena en forma definitiva. Una aclaración seria de cada uno de los títulos de dominio constituiría el primer paso. Pero se asegura que no basta con eso. Porque no se trata de entregar tierras a los indios para que estos las dejen morir o las agoten por falta de métodos adecuados. Parece ser indispensable que se vaya a la creación de granjas agrícolas cooperadas, con crédito fiscal y asesoría técnica, para incorporar a los mapuches a la civilización e impedir que sigan siendo juguetes de prédicas políticas interesadas.
Sostienen, quienes afirman tal política, que ese sería el único camino.

9 comments:

Anonymous said...

¿donde se aprende mapuche?
me interesa más que el chino mandarín por estos días.

Anonymous said...

¿donde se aprende mapuche?
me interesa más que el chino mandarín por estos días.

César Ancalaf Tragolaf said...

Estimad@ Amig@.
existen diferentes lugares y personas con quienes puedes apender mapuzungun, te podria ayudar indicandote algunos datos si me dices en que ciudad vives.

Julio Argentino Roca said...
This comment has been removed by a blog administrator.
César Ancalaf Tragolaf said...

Estimado Amigo, lamento que hayas eliminado tu comentario, lo leí en el correo inmediatamente lo habias enviado, me parecio de una persona inculta, de una pobreza intelectual impresionante, y es verdad que eres del ejercito Argentino????

César Ancalaf Tragolaf said...

Hola, aqui tienes un lugar donde puedes aprender mapuzungun
http://www.logos.it/corso_mp/seconda_lezione.html

PAULA LEAL FULLER said...

MUY INTERESANTE LO QUE ACABO DE LEER.
YO VIVO EN ARGENTINA Y QUISIERA AVERIGUAR POR LA LEY QUE HAY EN CHILE EN LA QUE SE DICE QUE LOS MAPUCHES SOLO PUEDEN VENDER LAS TIERRAS A OTROS MAPUCHES?? TE CUENTO QUE ACA NO HAY UNA COMUNIDAD MAPUHE AMPLIA YA QUE EN LA CAMPAÑA DEL DESIERTO COMANDADA POR JULIO ARGENTINO ROCA,NO SE LOS REDUJO SINO QUE PRACTICAMENTE SE LOS EXTERMINO!!QUEDAN COMUNIDADES EN JUNIN Y SAN MARTIN DE LOS ANDES..OTRA COSA QUE SIGNIFICA PANGAL??DESDE YA MUCHAS GRACIAS

Anonymous said...

sorprente que el discurso etnocéntrico sea el mismo en nuestros días. Quieren reducir lo mapuche a lo anecdótico o pintoresco, pero a la hora de reivindicar sus derechos históricos son acusados de terroristas, comunistas, o producto de manipulación política. Vergonzoso.

Horacio said...

LA OTRA FORMA DE ACTUAR: RECONOCIMIENTO AL CAPITÁN RUFINO SOLANO, SINGULAR PERSONAJE HISTÓRICO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Y DE ARGENTINA.-

Hace casi un siglo, a la edad de 76 años, dejaba de existir el capitán azuleño don Rufino Solano. Este muy particular militar, recordado como “El diplomático de las pampas”, desplegó inigualables acciones en favor de la paz, la libertad y la vida en la denominada “frontera del desierto”. Como resultado de estas acciones Rufino Solano, mediante su trato proverbial con el aborigen, consiguió redimir PERSONALMENTE a centenares de mujeres, niños y otros prisioneros, de ambos bandos, impulsado siempre por un notable y especial sentimiento hacia el género, encarnado en la lacerada figura de la cautiva.
Asimismo, se destacan entre sus acciones, el haber evitado sangrientos enfrentamientos mediante sus prodigiosos oficios de mediador y pacificador, pactando con los máximos caciques indígenas (Calfucurá, Namuncurá, Pincén, Catriel, Coliqueo, Sayhueque, entre muchos más), numerosos acuerdos de paz y de canjes de prisioneros. Realizando esta arriesgada tarea en beneficio de la población de Azul y de numerosas localidades de la Provincia de Buenos Aires e incluso de otras provincias aledañas. Entre otras significativas intervenciones del capitán Rufino Solano, se encuentra la de haber formado parte de los cimientes que dieron origen a las actuales ciudades de Olavarría y San Carlos de Bolívar, entre otras más.-
En el plano religioso, cumplió destacado protagonismo sirviendo de enlace en la acción evangelizadora hacia el aborigen llevada a cabo por la Iglesia de aquella época. En cumplimiento de esta última actividad, se lo vio prestando estrecha y activa colaboración al Padre Jorge María Salvaire, fundador de la Gran Basílica de Luján denominado “El misionero del desierto y de la Virgen del Luján” (participó en la célebre expedición a los toldos del cacique Namuncurá) y actuando de ineludible interlocutor entre los jerarcas aborígenes y el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires, en la persona del Arzobispo Dr. León Federico Aneiros, llamado “El Padre de los Indios”.
Esta encomiable labor del capitán Rufino Solano fue desarrollada durante sus más de veinte años de carrera militar y continuó ejerciéndola después de su retiro hasta su muerte, ocurrida en 1913. Actualmente obra en la Legislatura de la Pcia. de Buenos Aires, un proyecto de ley para declararlo Ciudadano Ilustre de dicha provincia.-
http://elcapitanrufinosolano.blogspot.com
O para leer la página completa del personaje en internet escriba en su buscador la expresión: - elcapitanrufinosolano - (blogspot)

komentario